El nostre blog

Notícies i informació útil per tu

Frutos del bosque. Cinco recetas para sacarles provecho.

Si tenemos que elegir una fruta que les guste a todos deberíamos elegir las frutas del bosque. Son las que cuentan con gran aprobación y ¡cómo no aprobarlas! Es que estamos hablando la fresa, la frambuesa, la mora, el arándano o la grosella. Frutas que combinan dulzor y acidez de manera perfecta, cuyo color rojo intenso les confiere una serie de características y cualidades irresistibles, siendo importantes para la prevención de enfermedades cardiovasculares y para evitar el envejecimiento. Si tú también eres fan de estos frutos, que cada vez están más de moda, te enseñamos a conservarlos y a elaborar cinco sencillas recetas que están súper buenas. ¡Toma nota!

 Conozcamos un poco más

Las frutas del bosque, también conocidas como frutos rojos o “berries”, son pequeñas frutas comestibles que se clasifican dentro del tipo de las bayas. Algunas de ellas, como la mora o la fresa, cuentan con una multitud de variedades.

Tradicionalmente no se cultivaban, por el contrario crecían de manera silvestre. Durante la Edad Media los bosques pertenecían al Señor Feudal, motivo por el cual si los campesinos querían acceder a estos frutos debían pagar para poder recogerlos. Tal era la popularidad que tenían los “berries” que accedían a pagar para poder recolectarlos.

Los frutos rojos se caracterizan por tener un color que va desde el rojo al azul intenso. Son la opción perfecta para combatir el envejecimiento por su gran poder antioxidante. También ayudan a reducir el colesterol, cuidan de nuestra salud cardiovascular y en especial, luchan contra los radicales libres (elementos que aceleran el envejecimiento celular y aumentan la predisposición al cáncer).

Además son ideales para tratar la artritis y bajar la inflamación. Los expertos reconocen que cuanto más intenso sea el color del fruto mayor será su valor nutricional. Por lo tanto, a la hora de comprarlos, es importante que pongamos atención a su color. Son alimentos bajos en calorías y ricos en fibra alimentaria, lo cual favorece a la regulación del tránsito intestinal.

Y como si todo esto fuera poco, también presentan un buen aporte de vitamina C, un agente importantísimo para combatir infecciones. Al mismo tiempo participan del mantenimiento de los glóbulos rojos y, por ende, en la prevención de la anemia.

Comprarlos y conservarlos

Antes de realizar la compra debemos planificar cuándo vamos a consumirlos. Si estamos pensando en hacerlo más adelante en la semana, debemos escoger frutos que estén en un grado de madurez iniciado. Si el consumo será a corto plazo podemos escoger aquellos que ya estén maduros.

Lo importante es guardarlos en el frigorífico o, sino en cualquier lugar de vuestra cocina donde se encuentren alejadas del calor y la luz. Ambos son sus principales enemigos ya que potencian su maduración. Cabe destacar que los frutos rojos son unos de los frutos que podemos congelarlos para posteriormente descongelarlos sin que se pierdan sus cualidades nutritivas.

El lavado previo a consumirlo ha de realizarse de manera minuciosa, siempre con agua fría y con el fruto entero. No es bueno dejarlas en remojo porque las pérdidas nutritivas son mucho mayores. Por lo cual, si tenéis en casa un colador podéis utilizarlo para enjuagar estas frutas y luego podéis dejarlas que se escurran.

Manos a la obra

Ahora que ya sabéis cómo elegir, lavar y conservar los frutos rojos viene la mejor parte. Ahora nos toca elegir una receta y poner manos a la obra.

En internet podréis encontrar un sinfín de platos que tengan como protagonistas a los frutos del bosque. Hay muchísimas opciones. Nosotros hemos escogido las cinco recetas que más nos gustan y que nos resultan sencillas de elaborar, para que podamos combinar comer bien, rico y fácil. Ahora, ¡a tomar nota!

Cucurucho de hojaldre relleno de queso y frambuesa:

Los frutos rojos son combinados con lácteos de manera muy asidua en muchas culturas y tradiciones. En este caso, combinaremos queso crema con frambuesas para rellenar un crujiente y delicioso hojaldre que podremos hacer en casa o comprar en el supermercado.

Se podría decir que este postre es una forma rápida y sencilla de saborear una tarta de queso de esas que no se hornean. Vamos a poder disfrutar del sabor dulce y a la vez ácido de las frambuesas junto a unos cucuruchos crujientes con sabor a mantequilla que se funden en el paladar.

Podemos escoger esta preparación para un día festivo, para la merienda o para esos días en los que simplemente tenemos ganas de comer algo rico pero sin remordimientos.

Ingredientes:

Para 12 cucuruchos:

  • 1 masa de hojaldre
  • c/n de leche
  • Azúcar

Para la crema de fambuesas

  • 250 grs de queso crem
  • 100 grs de frambuesas frescas + unas 12 unidades para decorar
  • c/n de azúcar

Elaboración:

Para los cucuruchos:

Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Para poder realizar los cucuruchos necesitaremos moldes en forma de cono, normalmente son antiadherentes pero nunca está de más untarlos con aceite de oliva o un poco de mantequilla. Más vale prevenir. 

Extenderemos la masa de hojaldre y cortaremos tiras de unos 15 centímetros aproximadamente. Las enrollaremos alrededor de los moldes empezando desde abajo y sellando bien ese extremo. Repetiremos este procedimiento hasta que hayamos utilizado todas las tiras de hojaldre.

Una vez estén todos enrollados procederemos a pintarlos con leche y espolvorearemos un poco de azúcar. Si hay alguien en casa que sea intolerante a la lactosa podremos sustituir la leche por una yema de huevo batida y obtendremos el mismo resultado. 

El siguiente paso es hornear el hojaldre por 15 minutos o hasta que estén dorados e inflados. Los retiramos del molde y los dejamos enfriar en una rejilla.  Los reservamos hasta que tengamos lista la crema.

Para la crema:

Elaborar la crema será tan sencillo como elaborar los cucuruchos.

Con un batidor de mano debemos mezclar los 250 gramos de queso con el azúcar, la cantidad que deseemos dependiendo de cuán dulce queremos que sea el postre. Luego de obtener una mezcla homogénea y de que desaparezcan los cristales del azúcar, incorporaremos las frambuesas troceadas.  Continuamos mezclando hasta que esté todo bien incorporado.

A parte, prepararemos una manga pastelera y colocaremos la crema dentro.

Finalmente procederemos a rellenar el hojaldre y a decorar con las frambuesas que separamos para dicho fin…y ¡voilá! Listos para deleitarnos. Esta deliciosa receta es de Gastronomía y cía.

 Cupcakes de chocolate blanco y frutos rojos:

Pocos bizcochos tienen tanta aceptación como los populares cupcakes (muffins o magdalenas) Y es que últimamente se han convertido en tendencia. ¿Y qué podemos decir si son de frutos rojos y chocolate blanco? 

 frutos del bosque ocho recetas 2

Ingredientes:

 Para 6 a 8 unidades

  • 300 gr de harina de repostería
  • 8 gr de levadura tipo royal
  • 165 gr de azúcar glas
  • 240 gr de crema agria
  • 2 huevos
  • 80 gr de aceite de girasol
  • Ralladura de ½ limón
  • 150 gr de chocolate blanco
  • 225 grs de frutos rojos

Elaboración:

Primero que nada, es importantísimo precalentar el horno, con calor arriba y abajo, a 180ºC.

Comenzamos mezclando la harina, la levadura, el azúcar y tamizamos todo junto. Aparte, en otro cuenco, mezclamos la crema agria, los huevos, el aceite y la ralladura de limón. Lo batimos bien hasta conseguir integrarlo todo. Luego incorporamos los ingredientes secos a la preparación anterior, mezclamos con movimientos envolventes sin batir demasiado. Tenemos que lograr que esté todo bien mezclados. Reservamos.

Aparte troceamos el chocolate y reservamos. Cogemos los moldes con los que vamos a hornear los cupcakes, colocamos el papel para magdalenta en los huecos y rellenamos con un poco de masa. Incorporamos trozos de chocolate y frutos rojos, rellenamos con masa y repetimos el proceso hasta terminarla.

Horneamos durante 40 minutos si los moldes son pequeños. En cambio 50 minutos si los moldes son grandes. Luego de este tiempo, nos toca probar con un palillo si el interior está cocido. Si sale seco y, si encima está dorado por fuera, ya están listos.

Dejamos enfriar y están listos para consumir. Estos tiernos y esponjosos cupcakes, que querrás comertelos todos de una, son una receta de Gastronomía y cía

Crumble de frutos rojos:

La “crumble” es uno de los postres más populares y universalizados de la gastronomía británica. Se dice que ha surgido durante la Segunda Guerra Mundial debido a la racionalización de alimentos. La escasez era tal que no era posible reunir todos los ingredientes para realizar una tarta. Así es que surge esta mezcla de harina, mantequilla y azúcar que da lugar a postres deliciosos y que tiene muchísimas aplicaciones en la pastelería. 

frutos del bosque ocho recetas 5

Ingredientes:

  • 500 gr de frutos del bosque
  • 5 gr de harina de maíz refinada
  • 15 ml de vino blanco
  • 90 gr de azúcar
  • 100 gr de harina de trigo
  • 65 gr de mantequilla en dados (muy fría)
  • 15 gr de copos de avena.

Elaboración:

Comenzaremos a elaborar precisamente la crumble. Colocamos en un recipiente hondo la harina, añadimos la mantequilla, 60 gr de azúcar y los copos de avena. Mezclamos con las yemas de los dedos hasta obtener una mezcla como de miga. Extendemos sobre una bandeja de horno y lo cocemos a 190º durante 10 minutos (o hasta que esté crujiente), removiendo a media cocción para que dore igualmente por todos lados.

Mientras la cobertura está en el horno vamos a ir preparando la base de frutas.

En una cacerola colocamos los frutos rojos y añadimos los 30 gr de azúcar restante, el vino blanco y la harina de maíz. Cocemos a fuego medio durante un par de minutos o hasta que los frutos no desprendan más jugo. 

Colocamos las frutas en una fuente y le espolvoreamos por encima la crumble que habíamos preparado con anterioridad. Lo llevamos nuevamente al horno a 190ºC durante 10 minutos más o hasta que la cobertura esté ligeramente dorada.

Podemos servirlo caliente, templado o frío. Es delicioso de todas las maneras. También podemos acompañarlo con una bola de helado de vainilla, una crema inglesa o simplemente nata. 

Este postre tradicional es sencillamente exquisito y es una receta de Directo al paladar.

Tartaletas dulces con frutos rojos:

frutos del bosque ocho recetas 4

Ingredientes:

  • 160 gr de mantequilla en pomada
  • 125 gr de azúcar
  • 80 gr de yema de huevo
  • 225 gr de harina
  • 6 gr de levadura química
  • 3 gr de sal fina
  • C/N de frutos rojos

Elaboración:

Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar, luego incorporamos de a poco las yemas. Añadir de una sola vez la sal tamizada con la harina y la levadura. Amasarlo hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados. Envolverla en un film y reservarla media hora en la nevera.

Luego, estirar y cortar las piezas. Precalentamos el horno a 160ºC y horneamos la base durante 15 minutos.

Aparte preparamos una crema tipo pastelera que colocaremos encima de las tartaletas que hemos horneado. Una vez que todas las galletas tengan crema las llevaremos al frigorífico por media hora para que la esta quede firme.

Para finalizar, cortaremos los frutos rojos y los dispondremos encima de la crema de la manera que más nos guste. Esta receta fresca y ligera es de Hola! cocina.

Tiramisú de frutos rojos y leche condensada:

Se trata de un postre delicioso y súper fácil de preparar. Con base de bizcocho, capas de mascarpone, leche condensada y frutos rojos, una combinación a la que nadie se le podrá resistir.

frutos del bosque ocho recetas 3

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de leche condensada
  • 230 gr de frutos rojos
  • 2 huevos
  • 125 gr de queso mascarpone
  • 25 gr de azúcar
  • 100 gr de bizcocho

Elaboración:

En una cacerola poner a calentar, a fuego suave, los frutos rojos con 4 cucharas de azúcar hasta que desprendan todo el jugo y el azúcar se caramelice. Dejar reposar hasta que se enfríe.

En un bol batir las yemas con los 25 gr de azúcar hasta que obtengamos una crema homogénea y blanca. Añadimos 2 cucharadas de leche condensada y el queso mascarpone. Continuamos batiendo de manera uniforme. Incorporamos las claras montadas a punto de nieve, con movimientos envolventes.

Mientras tanto colocar en el fondo de unos vasos el bizcocho, agregar frutos rojos y una capa de crema. Repetir el proceso hasta llenarlos. Luego llevar al frigorífico por unas cuatro horas, para que la crema coja consistencia.

Decorar con fresas y frutos rojos. Esta receta tan sencilla y original es de Nestlé Professional

 

 

 

 

Últimes notícies

Buscar en el blog

mister chippy eivissa

Del camp a taula. Des de 1986.

En Mister Chippy ens dediquem a la producció, manipulació, envasat i distribució de fruites, verdures i hortalisses fresques a la illa d'Eivissa, oferint la màxima qualitat alimentària i el millor servei al client.

Mister Chippy & Sa Feixa